¿Cómo lograr una casa de estilo nórdico?

El estilo nórdico o escandinavo es, sin duda, uno de los más populares a la hora de amueblar un hogar, ya que proyecta una atmósfera de orden, comodidad y familiaridad gracias a los principios nórdicos de protección, sostenibilidad y felicidad. Este estilo de casa se hizo popular a principios de la década de los 2000 como solución para deshacerse de los colores superfluos y chillones de los años 90. Descubramos juntos cómo utilizar el estilo nórdico en el hogar.

Características del estilo nórdico

El estilo escandinavo no es fácil de adscribir a una época concreta, porque toma su forma del diseño de productos nórdicos que revolucionó el mundo del diseño moderno. Tras las dos guerras mundiales, Europa se vio inundada por un deseo común de innovación y modernidad. Esta tendencia llevó a los países escandinavos (Dinamarca, Suecia y Noruega) un diseño que daba importancia a las formas, las características naturales de los materiales y su funcionalidad. Se trata de un estilo totalmente calibrado en cada una de sus opciones y caracterizado por una sensación de armonía natural, orientada a recrear ambientes luminosos y acogedores capaces de crear una sensación de confort y bienestar. El estilo escandinavo es un estilo poco influenciado por las tendencias y muy ligado a la funcionalidad, el diseño y la naturalidad de los materiales.

Si estás interesado en tener una casa a medida, contacta con nuestros expertos.

Como el invierno en los países escandinavos es frío y oscuro, la luz natural y el calor del sol en las casas se potencian con grandes ventanales y ventanas. Por esta razón, para recrear el estilo escandinavo en tu casa, necesitarás sin duda espacios limpios, sencillos, funcionales y luminosos.

Colores y materiales del estilo nórdico

El blanco es sin duda el color por el que hay que apostar para conseguir un resultado de decoración escandinava, pero tonos como el gris, el beige, los tonos pastel y los tonos naturales de la madera y las maderas claras (pino y abedul) también serán bienvenidos en el hogar. Si, por el contrario, quieres ser atrevido y crear una pequeña ruptura para animar el interior, puedes utilizar el combo de blanco y negro que se mantiene fiel al sentido de orden y minimalismo típico del estilo nórdico.

La madera natural es la protagonista absoluta, pero las tapicerías y la ropa de cama de tejidos naturales también tienen su lugar para expresar la decoración escandinava en su máxima expresión, así que luz verde a la lana, las alfombras de pelo, las suaves mantas que descansan sobre las camas y los sofás y los cojines de gran tamaño.

¡Las formas también quieren su parte! Las geometrías claras y definidas son sin duda un buen punto de partida, pero intenta centrarte también en la suave fluidez de los círculos y los óvalos que puedes recrear con espejos para colgar en las habitaciones de la casa.

Consejos para no equivocarse con el estilo nórdico

Los muebles de estilo escandinavo, como habrás adivinado, son sencillos y casi frugales, pero también muy reconocibles y no siempre adaptables a todo tipo de hogares. A continuación te daremos consejos para imprimirlo en tu casa y no cometer errores:

  • Asegúrate de tener un entorno luminoso con cristales, ventanas y suelos de color claro.
  • Favorece el color blanco y los tonos neutros.
  • Utiliza materiales naturales como la madera.
  • Recrea espacios prácticos y ordenados, pero no vacíos, según el principio Lagom (perfección).
  • Buscar constantemente el Hygge (bienestar) con el objetivo de crear confort, seguridad y sensación de hogar en las habitaciones.

¿Estás pensando en construir o renovar tu casa, quieres que tenga un estilo nórdico elegante y perfecto? Constructora Viñas es la empresa experta en construcción de casas de diseño ideal para ti. Ponte en contacto con nuestros especialistas y te guiarán en todo el proceso de planificación y construcción para que logres el hogar de tus sueños.

Últimas entradas

Menú